La fotógrafa mexicana nos cuenta cómo inició su pasión al arte y los museos desde muy pequeña, también de cómo goza hoy día prestigio mundial con su labor artística.
Ricardo Quiroga
Denise de la Rue,

En entrevista para CLASE Denise habla sobre el comienzo de su facinación al arte, su proceso creativo y sus objetivos con la exposición en el recinto del siglo XVIII que es un diálogo entre su arte mural y el trabajo fotográfico que le tomó seis meses. (Fotos: Alexander Saldaña)

Denise de la Rue, la rubia risueña de ojo clínico, nutre su espíritu a partir de los grandes pensadores. “Elige una profesión que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” y “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”, son dos de los varios quotes que la fotógrafa comparte a través de su cuenta de Instagram. Esa filosofía de vida le ha permitido conectar con su centro, porque ella cree que solamente así es como se puede crear el arte verdadero y así ha logrado lo que nadie: cerrar dos de los recintos más importantes para el arte mundial, el Museo del Prado y el Reina Sofía, para trabajar, en privado, con sus proyectos personales.

Quizás el eslabón más importante de su camino hacia la consolidación en el arte a nivel mundial fue el respaldo incondicional de sus padres, Ricardo y Rosa María, quienes desde muy pequeña le enseñaron que “el cielo es el límite” y facilitaron del todo la decisión sobre su camino en la vida al motivarla a luchar por sus sueños.

Denise de la Rue

En entrevista para CLASE, relata que el inicio de su vocación fue a los cuatro años, cuando le regalaron su primera cámara fotográfica. Desde entonces no volvió a despegarse de ella. “Me encantaba tomar fotos. Andaba por todos lados tomando imágenes. Mi hermana Vanessa fue mi primera modelo”, nos comparte. Y es que desde entonces crear imágenes fue tan natural y cotidiano que nunca se dio cuenta de que había comenzado a hacer eso en lo que ella no tendría que trabajar un solo día de su vida.

Su padre, de ascendencia francesa, inculcó en ella, desde muy pequeña, el hábito de descubrir esos mundos fascinantes y funcionales que son los museos. “La primera noción que tuve sobre el arte fue cuando, a los siete años, entré al Guggenheim, en Nueva York, me paré en el centro y vi esta estructura fantástica como de caracol y fue increíble”, recuerda. Después, a los 10 años viajó a España, se paró frente al Guernica, de Pablo Picasso, y conoció a Francisco de Goya; entonces “despertó en mí una pasión total, una admiración absoluta”, comenta.

Lo tenía claro: se iba a dedicar en cuerpo y alma a la creación. Con esta determinación respaldada por su familia, ingresó al Centro de Arte Mexicano a estudiar Historia del Arte y después complementó su formación en la Escuela Activa de Fotografía y en L'Accademia di Belle Arti, en Florencia. Desde entonces, tanta ha sido su pasión por la imagen que Denise, quien se reconoce como una ciudadana del mundo, una viajera incesante, ha dejado la vida amorosa en un segundo plano y asegura que esta “ha sido cambiante”, como lo son sus lugares de residencia, todos, epicentros del arte mundial como Nueva York, Los Ángeles y Madrid.

Denise de la Rue

Hoy está convertida en una de las artistas mexicanas de mayor presencia a nivel internacional. Se debe en parte a que, afirma, su obra es más bien global pero con perspectiva mexicana, porque no se olvida de su comida favorita, del lugar en el que nació, de su lengua, que, está segura, determinan la visión del artista y enriquecen su postura creativa.

Todos los proyectos artísticos de Denise tienen en común la exploración de la dualidad, justo como es perceptible en las series “Matador”, “Rudos y técnicos” y “Eros y Thanatos”, tres de sus trabajos previos más reconocidos. También es el punto medular de “Ángelas”, su nuevo proyecto. “Estoy creciendo, evolucionando, y me faltan muchas cosas por hacer. Hay muchas epifanías por venir”, advierte sonriente.

Eugenio López, su gran respaldo

El heredero del Grupo Jumex y de una de las colecciones más grandes de arte contemporáneo en México, Eugenio López, fue su primer impulso significativo de camino al cielo. El mecenas de arte, dice, “ha sido una persona muy importante para mí porque la Colección Jumex fue la primera que me compró una obra. Además él fue mi conexión con la galería Gagosian, una de las más importantes en el mundo. Estoy súper agradecida con él. Es como un ángel en mi vida”. Tanto fue el impacto del empresario mexicano en la vida de Denise que se convirtió en la primera artista emergente en ser representada por dicha galería y fue allí donde presentó su primera exposición en Estados Unidos: la serie “Matador”, para la cual, nos cuenta, se distanció de una postura sobre la tauromaquia y decidió usar la figura del torero como un símbolo del guerrero que se prepara para la guerra, la dualidad entre la vida y la muerte. Y la dualidad de los personajes, desde entonces, es el eje común de todas sus propuestas artísticas.

Denise de la Rue

Por primera vez en su historia, la Ermita de San Antonio de la Florida, en Madrid, el recinto que resguarda los restos de Francisco de Goya y en su cúpula los frescos del pintor zaragozano con atípicas representaciones de ángeles femeninos, alojará una exposición artística. La artífice es Denise de la Rue en una proeza que dio inicio cuando “el Museo Lázaro Galdiano me comisionó para intervenir la serie de cuadros 'Brujas', que el Duque de Osuna encargó a Goya. Y yo creo en los balances en la vida, entonces elegí hacer la antítesis con las 'Ángelas'”, refiere.

Durante once días, del 16 al 26 de febrero, en el recinto del siglo XVIII habrá un diálogo entre su arte mural y el trabajo fotográfico que le tomó seis meses a de la Rue y para el que colaboraron las actrices españolas Michelle Jenner, Maribel Verdú, Claudia Traisac, Macarena García, Natalia de Molina y Juana Acosta, quienes protagonizan esta reinterpretación contemporánea. Sobre por qué elegir actrices, la mexicana declara: “La palabra 'ángel' significa mensajero de Dios. Creo que tanto las ángelas y las actrices tienen puntos de encuentro y paralelismos; ambas son mensajeras, son transmisoras, son mujeres de poder”.

 


Te presentamos a los hijos de los famosos que actualmente derriten corazones por su llegada al mundo.
Redacción Clase
Anahí familia

Así como Manuel Velasco Puente, entérate qué otros hijos de famosos son el encanto de sus hogares en estos momentos. (Fotos: Instagram)

Mila Mayer Subtil

 

Una publicación compartida de Natália Subtil(@nataliasubtil) el

 

La hija de la modelo brasileña Natália Subtil y el cantante Sergio Mayer Mori llegó al mundo el pasado 22 de noviembre de 2016 y desde ese entonces se ha convertido en una de las niñas consentidas del espectáculo y a sus 6 meses Mila ya es una modelo muy guapa que sonríe y posa frente a las cámaras.

 

 

Sabadito

Una publicación compartida de M I L A (@milamayersubtil) el

 

También puedes leer: Así ha crecido Mila Mayer, nieta de Bárbara Mori

 

Eros Bazúa Rubio

hijo de paulina rubio

Fruto del amor entre Paulina Rubio y el cantante Gerardo Bazúa, el pequeño Eros con un año de edad festejó dando sus primeros pasos a principios del mes de marzo. Recientemente Erik Rubín, amigo de la Chica Dorada, confirmó que Paulina y Bazúa esperan otro bebé. 

 

También puedes leer: Los primeros pasos de Eros, hijo de Paulina Rubio y Gerardo Bazúa

 

 

Renata Fuentes Bracamontes

renata hija de jacky bracamontes

Otra bebé que nos roba el corazón y también hace poco dio sus primeros pasos es Renata, la hija más pequeña de la conductora y ex modelo Jacky Bracamontes y el piloto Martín Fuentes.

También puedes leer: Mira los primeros pasos de Renata, hija de Jacky Bracamontes

 

Maximiliano Elbittar Seara

max elbittar

Max, el hijo del actor Daniel Elbittar y la actriz Sabrina Seara con cinco meses de edad es un bebé que conquistó las redes sociales con su cuenta de Instagram, hasta el momento tienen 1549 K seguidores.

Lúa Guerra Vega  
 

 

Mi amor bonito 

Una publicación compartida de  (@zuriavvega) el

 

Una publicación compartida de (@zuriavvega) el

La bebé de Zuria Vega y Alberto Guerra se ha robado los corazones de miles de seguidores de sus papás, pues es una niña hermosa y muy carismática. La pequeña Lúa cumplió 10 meses el 11 de noviembre. 

Matías Gil de Sousa 

 

Te amo sin tiempo, te amo mi vida... #Elseñorsol #tebendigo

Una publicación compartida de Marjorie De Sousa (@marjodsousa) el

 

Otro de los niños encantadores del medio del espectáculo es el hijo de Marjorie de Sousa y Julián Gil, quien el pasado viernes cumplió apenas dos meses de vida.

 

También puedes leer: La fotografía más reciente del bebé de Marjorie de Sousa y Julián Gil

 

León Casanova Navarro

león, hijo de Silvia Navarro

El hijo de la actriz Silvia Navarro y el empresario Gerardo Casanova nació el pasado 7 de septiembre y es un niño encantador, desde ya le roba cámara a su famosa mamá.

 

Diego Ornellas Díaz

 

Una publicación compartida de Ariadne Diaz (@ariadne_diaz) el

 

Una de las parejas más guapas y fitness del medio del espectáculo es la conformada por Ariadne Díaz y Marcus Ornellas, quienes son papis del precioso Diego, que al igual que sus talentosos padres, la semana pasada debutó en televisión abierta.

También puedes leer: El debut del bebé de Ariadne Díaz en televisión

 

Marcelo Álvarez Renaud

hijo de michelle renaud

Un varón que se suma a lista es el hijo de la actriz Michelle Renaud y el empresario Josué Álvarez. Sus papás han sido muy discretos con su identidad, pero las pocas fotos que han compartido en redes son de las más tiernas.

 

Manuel Velasco Puente

 

Una publicación compartida de Anahi (@anahi) el

 

Una publicación compartida de Anahi (@anahi) el

 

Cerramos esta lista con broche de oro, ya que el primogénito del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco y su esposa, la actriz Anahí roba miradas y alborota las redes sociales con esos ojos azules que heredó de sus padres. Entre más crece Manuelito Velasco más se parece a su papá, aunque también tiene rasgos de la guapa ex RBD.

 


Carlos Slim Helú era el varón más joven de 5 hermanos. Sus padres, de origen libanés, le enseñaron el valor del dinero y los ahorros desde muy joven
Pamela Rodríguez Ordaz

El empresario de 77 años nació en la Ciudad de México y es hijo de inmigrantes libaneses (Foto: Archivo El Universal)

El empresario Carlos Slim Helú  es el hombre más rico de México con una fortuna de 54 mil 500 millones de dólares. Nació el 28 de enero de 1940 en la Ciudad de México, estudió ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de México. Su padre era libanés, pero huyó en 1902 de su país natal debido a que el imperio otomano obligaba a los jóvenes de 15 años a incorporarse al ejército.

La madre de Carlos Slim, Linda Helú, nació en Parral, Chihuahua, hija también de inmigrates libaneses. Tuvo 5 hermanos y fue el varón más chico: Nour, Alma, Julián, José, Carlos y Linda.

Sigue leyendo: La trágica historia de amor de Carlos Slim, el hombre más rico de México

Desde muy joven, Don Julián Slim, padre de Carlos, tuvo mucha habilidad para los negocios, lo cual le inculcó a sus hijos, por lo que, desde su niñez Carlos Slim Helú aprendió a administrar su dinero, pues tenía una libreta en la que anotaba los ingresos que recibía (sus "domingos").

Abrió su primera chequera en el banco a la tierna edad de 12 años, pero a los 13 su vida y su familia sufrieron un fuerte golpe: la muerte de su padre.

Sigue leyendo: Los herederos de Carlos Slim Helú

Carlos Slim se casó con Soumaya Domit en 1966, cuando él tenía 26 años y ella 17. Unos meses antes, Carlos Slim (de 25 años) comenzó a fincar Grupo Carso. Soumaya era sobrina del ex presidente de Líbano e hija del empresario libanés Michel Domit, y llegó a vivir a México a los seis años de edad, Amin Gemayel. Tuvieron seis hijos: Carlos, Marco Antonio, Patricio, Soumaya, Vanessa y Johanna.

Carlos nombró a su grupo empresarial 'Carso' como símbolo de su alianza y amor por su mujer, ya que reúne las iniciales de los nombres de ambos. Además en 1994 fundó el Museo Soumaya, una institución cultural son fines de lucro que honra la memoria de Soumaya Domit.
Fue en la década de los años ochenta cuando Carlos Slim compró varias empresas al borde de la banca rota, pues en México se vivía una severa crisis económica. En ese momento se consolidó como empresario en materia industrial, inmobiliaria y comercial. La adquisición de Telmex fue en 1990.

Aunque ha llegado a ser el hombre más rico del mundo, Slim no es un hombre ostentoso, pues ha confesado que usa relojes de plástico. Además, es gran fanático del futbol, beisbol, el automovilismo y el arte, por lo que posee la colección más grande de obras del escultor francés Auguste Rodin.

Luego de 33 años de matrimonio Soumaya Domit murió en marzo de 1999 a los 50 años de edad debido a una insuficiencia renal, un mal heredado, pues su padre y su hermano fallecieron de la misma enfermedad. Patricio, el menor de los hijos de Soumaya y Carlos Slim, también requirió de la donación de un riñón por parte de su hermano Carlos.

A Slim se le ha relacionado con sentimentalmente con la reina madre de Jordania, Noor al-Hussein y con la actriz italiana Sophia Loren, pero él siempre ha negado dichos rumores. En una ocasión, Slim declaró que no se volvería a casar, ya que su familia es excelente y no la “descompondría” haciendo otra. 


Felipe pidió la mano de Isabel en matrimonio en 1946 y el rey le concedió su permiso bajo la condición de que un compromiso formal se retrasara hasta que Isabel cumpliera 21 años.
Erika Roa Torres

El príncipe Felipe y la reina Isabel II se casaron en 1947, dos años después de que finalizó la Segunda Guerra Mundial. (Foto: Reuters, Getty Images)

La reina de Inglaterra y el duque de Edimburgo celebran sus bodas de titanio. Te contamos los detalles de su fastuosa boda.

Así fue el vestido de novia de Isabel II

Inspirado en la obra “La Primavera” de Sandro Botticelli, Norman Harnell fue el creador de este histórico vestido. 

Para la confección del traje de novia, se llamó al diseñador Norman Hartnell, modisto de su madre, la reina consorte Isabel. 

En aquel entonces Norman tenía 46 años y ya contaba con una gran reputación en el Reino Unido. 

Tuvo la increíble, pero también difícil encomienda de realizar este modelo que ya forma parte de la historia. No tenía mucho presupuesto así que debía aprovechar cada libra que tenía.

Hartnell se inspiró en el cuadro “La Primavera” de Sandro Botticelli para la creación de este vestido. Primero realizó un bosquejo y una vez que Isabel II dio el visto bueno, él y su grupo de costureras comenzaron a trabajar en un taller. Como se trataba del secreto mejor guardado de la boda real, todas las personas involucradas en este vestido no pudieron comentarlo con nadie en los poco más de dos meses que tardaron en terminarlo. 

Este hermoso traje de novia se confeccionó en satín color marfil con hilo de plata y decorado con finos cristales, así como con10 mil perlas blancas importadas de América. También se usó tul para darle vuelo. La cola era de cuatro metros y medio de largo y en ella figuran varias estrellas parecidas al cuadro de Botticelli, ícono de la renovación. 

El día de la boda, el Palacio de Buckingham reservó un lugar afuera de éste, donde la multitud suele agolparse en eventos importantes, para que las costureras pudieran estar en primera fila cuando saliera la novia por la puerta y en el balcón junto a su esposo, Felipe. 

 

El ramo

La Worshipful Company de los jardineros ingleses obsequio las flores para la elaboración del ramo que fue creado por el St. Florist MH Longmans. Este hermoso accesorio nupcial está compuesto por orquídeas blancas y una rama de mirto extraído de los jardines de la reina Victoria y depositado al día siguiente del enlace en la tumba del Soldado Desconocido de la Abadía de Westminster.

 

Algo viejo 

Una anécdota curiosa que se vivió el día de la boda, poco antes de salir hacia la Abadía para casarse, es que la tiara Fringe (1830) de Isabel II se rompió, por lo que el joyero real tuvo que repararla en cuestión de minutos y con gran maestranza para que el desafortunado incidente quedara sólo en una anécdota más. 

Esta tiara perteneció a la reina Mary y también se puede usar como collar. Es la tiara preferida de la reina Isabel II porque no sólo ella contrajo matrimonio con ésta, sino que también su hija Ana la usó el día de su boda en 1973. 

La hermosa pieza está compuesta por 60 barras verticales de diamantes y 30 en forma de berbiquí. Sin duda es una joya de gran valor histórico y sentimental. 

 

 

 

El pastel de bodas de Isabel II 

En medio de la crisis económica que vivió Gran Bretaña tras la Segunda Guerra Mundial, muchas colonias inglesas hicieron una “coperacha” para enviar los ingredientes y así la princesa pudiera tener un pastel digno de una royal.

La boda de la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo se llevó a cabo sólo dos años, dos meses y 18 días después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Así que aunque fue un enlace real anunciado por todo lo alto, lo cierto es que la austeridad fue el hilo conductor de aquel día.

De hecho la entonces princesa Isabel de Inglaterra tuvo que juntar los cupones que otorgaba el gobierno para la asignación gubernamental de recursos limitados y bienes de consumo básicos, y así poder comprar todo lo necesario para su boda. 

Un dato curioso y que habla mucho del cariño que tiene desde siempre el pueblo inglés por su Familia Real, es que pese a que muchos ciudadanos vivían con gran austeridad, cientos de ellos enviaron por correo a Buckingham uno o dos cupones que les sobraban para que Isabel no tuviera ningún problema en conseguir los productos que necesitaba. Sin embargo la entonces princesa Isabel no pudo aceptar tan amable “regalo de bodas” de sus súbditos y regresó por correo dichos cupones. En cambio el gobierno al ver esto, le permitió un gasto adicional de 200 libras (unos $195,000 pesos mexicanos actuales). 

En este caso fueron las colonias inglesas las que entraron en ayuda de la princesa Isabel y enviaron algunos ingredientes para así surtir la receta completa del pastel. El 17 de septiembre de aquel 1947, las Australian Girls Guides juntaron para comprar la mantequilla, huevos y almendras que entregaron a la Secretaria General de la Sede imperial inglesa en Australia, Miss Anderson. El gobierno de Trinidad y Tobago envió azúcar damerara o mejor conocida como morena. Por su parte Barbados cooperó con el jarabe.

Como decimos en México, ¡casi casi le faltó a Isabel II pasar el zapato en cada mesa para que los invitados le depositaran un billete!  Eso sí, el asunto muy royal. 

La famosa confitería inglesa Berkshire fue la encargada de hornear el pastel de bodas. Tardaron un mes en su creación, comenzando la elaboración de la masa desde finales de septiembre para que el primero de octubre de aquel 1947 ya dos panaderos horneaban un piso de la tarta nupcial. Hacia el 7 de noviembre un repostero de la firma Lyons of Cabdy Hall decoraba artesanalmente uno de los paneles de satín blanco y azul (el color de la realeza). 

Al final el impresionante pastel de bodas pesó 200 kilos y fue cortado por los novios con una espada del novio, Felipe de Edimburgo. 

La pastelería Berkshire elaboró una réplica del pastel para colocarlo en en la  vitrina de su tienda y así el público lo pudiera admirar.  

La mesa de regalos de boda de Isabel II y Felipe de Edimburgo

Se contaron dos mil 500 regalos de todas partes del mundo. 

Al ser una de las grandes bodas reales de la posguerra y como bien dijo Winston Churchill que este enlace era “un toque de color en el duro camino que debemos recorrer”, toda Inglaterra, las colonias inglesas y diferentes países de todo el mundo se unieron al júbilo de esta pareja real que hoy cumple 70 años de casados. 

Todos, de alguna u otra forma querían festejar a Isabel y Felipe y enviaron diversos regalos de boda a Buckingham.

Los presentes fueron exhibidos al público en el Palacio de St. James y se cobraba el boleto por una cantidad simbólica; los fondos recaudados iban a parar a las familias más necesitadas. 

Entre las decenas de artículos de plata y cristalería, hay varios presentes muy originales como:

Un juego de porcelana del presidente de China, Chiang Kai-Shek.

Una máquina Singer.

Un caballo, por el gran gusto de la princesa Isabel por estos animales. 

500 latas de piña

131 pares de medias nylon (un producto muy cotizado en la posguerra)

Un juego de botes para guardar chocolates del papa Pío XII.

Pero sin duda el regalo más polémico fue el de Mahatma Gandhi que cortó un pedazo de tela de su propia vestimenta con las inscripción “Viva la india” y aunque fue muy mal recibido por la corte inglesa, él explicó que al no tener posesiones quería darle algo a la princesa. Sin duda ahora el valor de ese pedazo de tela es invaluable. 


Estas exitosas mujeres son grandes actrices y cantantes; sin embargo, son de estatura muy pequeña.
Redacción Clase
Chaparritas del espectaculo, famosas que miden menos de 1.60, famosas que tienen baja estatura, famosas chaparritas, famosas de estatura baja,

Shakira mide 1.57, mientras que su esposo Gerard Piqué mide 1.94 metros. (FOTO: Archivo)

¡Ellas son las sexys chaparritas del espectáculo!

 

Shakira

Shakira ha sorprendido con sus espectáculos internacionales con 1.57 metros de estatura.

 

Kylie Minogue

La guapa Kylie Minogue mide tan sólo 1.52 metros.

 

Ariana Grande

Ariana Grande en realidad es pequeña, mide sólo 1.53 metros.

 

Natalie Portman

Natalie Portman mide tan sólo 1.60 metros.

 

Elsa Pataky

Elsa Pataky mide 1.60 junto a su marido Liam Hemsworth luce muy pequeñita.

 

Salma Hayek

Salma Hayek es muy reconocida en las altas esferas del cine con su 1.57 de estatura.

 

Scarlett Johansson

La sensual Scarlett Johansson mide 1.60.

 

Jennifer Love Hewitt

Jennifer Love Hewitt mide tan sólo 1.57. 

Relacionadas