La exitosa influencer y fashion icon habla de su familia, el amor y sus nuevos proyectos.
Texto: Ricardo Quiroga y Lariza Montero / Fotos: Jaime Martín
Michelle Salas,

Michelle Salas quiere brillar por su talento y no por el peso de sus apellidos. (Fotos: Jaime Martín)

 

Tiene 27 años y una sonrisa radiante. Michelle, hace unos meses, celebró un año más de vida y compartió con los lectores de su blog que está en “un momento de plenitud”. Satisfecha por sus triunfos y llena de aprendizajes, la fashionista disfruta más que nunca su trabajo, ese que le ha dado la oportunidad de estar cerca de grandes diseñadores de moda, de admirar las salidas de sol más sublimes, pero también de disfrutar a su familia cuando regresa de viaje. Su travesía por el mundo ha ampliado su visión de la vida y le ha hecho descubrir la importancia de la unión y de enviar un mensaje de paz a la sociedad a través de sus plataformas digitales.

 

Con la white bandana, símbolo del movimiento #TiedTogether, atada a su muñeca, Michelle hace que este accesorio se convierta en un statement político en apoyo a la unidad humana y la inclusión en medio de la narrativa de la división y para erradicar el racismo. Así, se une a la causa que se presenta el día de hoy en México. CLASE se reunió con la influencer en el Hotel Four Seasons, donde la descubrimos como una mujer preocupada por sumarse a causas sociales e interesada en dejarle claro al mundo que su talento no depende de un apellido.

Michelle Salas

Has estado viajando, llena de proyectos, de nuevas cosas, ¿de dónde sacas tanta energía y tanta motivación como para estar generando todo el tiempo nuevas ideas?

Básicamente mucha de mi inspiración la saco de viajar. Me encanta viajar y es algo que el blog (stereotypemess.com) me ha dado la oportunidad de hacer. Me inspiro mucho en los viajes porque conozco culturas nuevas, gastronomía, moda y diseño.

 

Constantemente me tengo que estar reinventando e inspirando para crear cosas nuevas. Como me ha dicho mi abuela (Silvia Pinal): “Cuando amas lo que haces realmente no se te hace tan pesado”. Obviamente es pesado viajar; los cambios de horario, el jet lag; si tienes que estar lista para una sesión de fotos, luego para un evento; o levantarse a las siete de la mañana. Es realmente una rutina muy intensa, pero creo que estoy en un momento en el que todavía tengo la energía y la disposición de hacerlo. Y la verdad estoy muy contenta con los resultados. También te puede interesar: El álbum romántico de Michelle Salas y Danilo Díaz

Michelle Salas

La creatividad es una característica que te define y que dejas ver en tus proyectos en tus redes sociales. ¿Cómo son estos procesos creativos? ¿Cómo trabajas en equipo? ¿Qué es lo más cuidas?

Primero que nada, es siempre mantenerme muy fiel a mi gusto y a quien soy yo, porque hay muchas ocasiones en las que haces colaboraciones con marcas y cambias tu esencia, pero es algo que he tratado de no hacer. Si tengo una colaboración con alguna firma, trabajo con la marca para crear contenido único, contenido orgánico, que no se vea que es una copia o que estamos siguiendo guidelines.

Hoy en día el ser influencer o tener una voz en las redes sociales es un poco como mostrar tu propia voz, tu personalidad, y mezclarla con los guidelines de la marca. Es una especie de fusión entre las dos partes que genera un buen resultado.

 

Con tu agenda tan apretada, cómo haces para mantener el balance en tu vida. El equilibrio entre trabajo, vida social, el amor...

Es un poco de lo que más me cuesta. Es difícil seguirme el paso. Si no es alguien que trabaje conmigo o que realmente esté involucrado en el equipo es complicado, porque mucha gente tiene un horario convencional. Y yo con tantos viajes, photoshoots... nadie me puede acompañar en mi día a día. Es difícil por un lado, pero también tiene muchas cosas buenas, como no tener un horario como tal. Hay veces que tengo muchisísimo trabajo por tres meses y 'maybe' dos semanas no tengo nada absolutamente y puedo darme el lujo de irme de vacaciones o de venir a ver a mi familia, pero creo que encontrar el balance es lo que hace que todo funcione.

Michelle Salas

Hace poco participaste en un desfile de Dolce & Gabbana junto con tu mamá. Cuéntanos, ¿cómo fue esa experiencia?

Fue bastante inesperada. Una sorpresa total. Yo estaba en Los Ángeles cuando me avisaron. Me lo escribieron en un mensaje. Me estaban llamando, pero yo andaba en otro proyecto y no había prestado atención a que me estaban contactando, hasta que me hablaron de mi equipo y me dijeron que me estaban buscando. Después me mandaron un mensaje donde me decían: “Míster Gabbana quiere que camines el desfile”. Yo había escuchado que tuvieron desfiles con personalidades del mundo del entretenimiento, del diseño, etcétera; pero nunca me imaginé que iba a llegar esa oportunidad.

Estuvo padrísimo porque me acompañó mi mamá, la vieron y me dijeron: “que salga contigo”. Es una marca que está involucrada en el tema de la familia, madres e hijas y quedó ni mandado a hacer. También puedes ver: La pasarela en Milán donde desfilo Michelle Salas y su mamá

 

¿Planeas hacer algo más con ella?

A partir de eso han salido muchas propuestas pero todavía no hemos aterrizado nada.

Michelle Salas

¿Cómo fue trabajar con Domenico y con Stefano? Eres la única mexicana que ha trabajado con la dupla de D&G

Cuando llegamos a Milán estaban los otros influencers, las otros chicos que iban a modelar, nos organizaron todo un trip de Dolce que estuvo muy divertido, pero, una vez que estuvimos con ellos me sorprendí muchísimo, porque siendo una marca tan grande y reconocida mundialmente, ellos se portaron más allá de lo que me pude haber imaginado. Te hacían sentir como familia. Lindísimos. Ellos hicieron el fitting con alfiler en mano.

Mi mamá se sorprendió todavía más que yo. No sabía qué esperarse. Te vas con un muy buen sabor de boca, como de decir ‘qué gran experiencia’. Le suma que ellos sean tan increíbles y tan buenos.

Además, esto para mí se convierte en una plataforma muy importante a nivel internacional. Es algo que cada vez que lo platico, no estoy segura si pasó, porque en ese momento el 'rush' es tan 'heavy'; estás tan nerviosa, tan emocionada, que no sabes si realmente estás viviendo ese momento o no. Entonces, cuando ya pasó y ya caminamos, ¡yo vi a mi mamá tan nerviosa en la pasarela! después cuando ya me relajé; dije ‘ya estás aquí, lo vamos a hacer y lo vamos a hacer muy bien. Y, obviamente, es el comienzo de algo muy bueno.

Michelle Salas

Hablando sobre tu papá (Luis Miguel) ¿Compartes con él tus propios proyectos? ¿Cuál es el aprendizaje más importante que has tenido de él en lo laboral y personal?

Siempre he compartido mi vida y mis proyectos, tanto personales como profesionales, con mi familia en general. La verdad es que todos han sido un gran apoyo porque de cada uno de ellos he aprendido cosas diferentes. Pero de mi papá lo que más he aprendido es el forjarte una rutina, la disciplina, allá donde vayas. Él es muy disciplinado. Te tienes que forjar tu propia disciplina. Obviamente viene de la mano del talento y muchas otras cosas, pero creo que lo que realmente he aprendido de él es que lo tienes que hacer tú solito, sin que nadie te acarreé, he aprendido a ser disciplinada en lo que hago. También te puede interesar: La foto que comprueba que Michelle Salas es idéntica a su papá Luis Miguel

 

 

¿Hay algún consejo o frase de tu papá que haya sido determinante y que te haya ayudado no sólo en tu carrera, sino en tu vida?

Más bien él lo demuestra con hechos. Yo creo que, en general, mi familia es muy dedicada y muy apasionada de lo que hace. Eso lo he visto toda la vida, en mi crecimiento; de todos y cada uno de ellos. Básicamente, los veo como una inspiración, más allá de que me diga a dónde ir o que me den un consejo específico. Veo el gran resultado de la dedicación y de la disciplina que tienen, y me dan ganas de hacerlo igual.

 

A lo largo de tu trayectoria hemos visto un esfuerzo por crearte un propio camino y porque tu nombre brille por sí mismo. ¿Cómo has vivido esto? ¿Te ha sido difícil?

La palabra no es difícil. Simplemente ha sido complicado. No difícil, porque difíciles son otras de la vida. Yo creo que es parte de un proceso. Uno cuando es más joven, no sabes cuál es tu camino, no sabes qué quieres ser y, lo complicado de mi situación es que todo el mundo esperaba que yo decidiera muy temprano. Entonces, como que se me vino encima esta responsabilidad y esta presión que, cualquier niño de mi edad a los 15 no tenía. Entonces, es muy complicado aprender a lidiar con eso y, sobre todo en el ojo público. Crecí un poco ya con la cámara en la cara (risas), 

Michelle Salas

grabando y viendo mi vida, y es algo con lo que no naces sabiendo manejar. Ha sido un proceso y a esa edad no sabía hacerlo, pero, hoy en día, con trabajo, dedicación y pasión por lo que hago, poco a poco me he ido desprendiendo de ser hija de Luis Miguel para ser Michelle. Y obviamente soy parte de esta familia, pero soy un individuo y tengo algo que aportar y qué decir.

 

¿Cuáles han sido las experiencias más valiosas de las que has aprendido o te han servido para hacerte tu propio nombre, ya sea en tu propia vida o en tu carrera?

Una de las cosas que más me han marcado, o lo que más he aprendido, es que no importa, de verdad, de dónde vengas, de qué familia o de cuánto dinero tengas; de qué país seas, las cosas se ganan. Las cosas las tienes que trabajar. Hay personas que trabajan más que otras, pero los resultados son muy personales y cada uno tiene su manera de sentirse exitoso o realizado. Eso es muy personal, pero creo que nadie te va a regalar nada. Hay cosas que serán más difíciles o fáciles, pero en algún momento tendrás que hacer algo tú para ganártelas y para que te lleguen; no te caerán así, nada más.

¿Crees que las redes sociales tienen el poder de transformar a la gente?

Hoy más que nunca, las redes sociales tienen un poder más allá de lo que pudimos haber imaginado hace muchos años. El poder de influencia que tiene un Instagram, un Twitter, todas estas redes con las que se llega a tanta gente y tan inmediato que, cuando lo usas de la manera correcta, se me hace uno de los medios más eficientes del mundo.

 

Cuéntanos de tus próximos proyectos. ¿Qué tienes en puerta?

Estoy colaborando con diversas marcas ya más en forma, creando contenido a largo plazo con marcas con las que no pensé nunca trabajar, como lo es Cartier y Pantene. Son colaboraciones muy grandes que llevan un proceso y un tiempo. Ahorita estoy haciendo la nueva versión de la página. Estamos creando una página que sea más de lifestyle y va a llevar mi nombre. Estoy empezando a crear la marca Michelle Salas. Y YouTube. Ahora habrá mucho video. Además soy jurado de México Diseña. Acabo de entrar en este rollo de la televisión. Estoy yendo pasito a pasito, pero seguro.

Michelle Salas

¿Te involucrarás en otras causas?

Desde hace ya bastante tiempo y platicándolo con mi equipo, me he querido sumar a causas. Y quise empezar con una en específico. Me gustaría meterme más de fondo en el tema de las mujeres. Creo que es algo importantísimo. Crecí en una familia de mujeres trabajadoras, luchadoras, emprendedoras, y creo que estamos viviendo en una época en la que necesitamos estar bien empoderadas y muy fuertes para luchar por lo que queremos. Tuve unas reuniones, porque hay una fundación que me interesa mucho, que se llama Origen, en ésta se especializan en diversas problemáticas relacionadas con la mujer, tanto en violencia familiar, como en mujeres abandonadas o que viven en condiciones terribles. Se trata de apoyarse y con mi voz quiero llamar a otras mujeres a que se unan para ayudar. Porque siempre he dicho que nos quejamos mucho pero no hacemos nada. Es momento de, con muy poco o mucho, pero algo que hagas, hacer la diferencia.

El tema de las mujeres es algo que me interesa muchísimo y es algo en lo que me quiero involucrar a fondo, porque creo que se necesita. Es algo de lo cual a mucha gente le da miedo hablar. Estamos en ese proceso de apertura.

Siempre estás viajando por el mundo pero siempre regresas a México. ¿Qué significa para ti tu país? ¿Cómo lo ves? Como “ciudadana del mundo” ¿cómo lo observas?

Siempre he dicho que México es mi cuna. Creo y estoy segura que voy a volver, porque me siento en casa. Me encanta viajar, pero mi familia, las cosas más importantes de mi vida están aquí.

Siento que estamos en una situación complicada, un momento crítico en el que, como ciudadanos, como mexicanos, nos puede ayudar, porque nos está retando a unificarnos como nación. En México somos muy nobles, somos personas muy buenas, y nos han hecho crear este escudo de dolor, de odio, de no unificación. La gente está a la defensiva. Siempre he pensado que de las cosas malas hay que tomar lo mejor. Mi único comentario acerca de esto es que dejemos de ser nuestros propios enemigos. Unámonos como personas, como país, como mexicanos que somos y siempre he pensado que si lo logramos, podremos contra todo.

Michelle Salas

Los millennials están poniendo en movimiento al país. Con este mood antimexicano, en Estados Unidos específicamente, ¿qué le dirías a esta generación en este momento?

Que tenemos que seguir pasando la voz. Si tienes la oportunidad de tener una voz que llegue a muchas personas hay que usarla, se trata de seguir luchando por lo que queremos, de ponernos una meta y lograrla. No se trata de nada más estar criticando. Hay que poner a México en alto siempre, estar seguros de que lo valemos, que se trata de un país con cosas que no tienen muchísimos lugares del mundo. En lugar de dejar que nos denigren, alcemos las manos y luchemos todos por lo mismo. Uno lo ve muy individual, pero todos somos uno y si todo el mundo está involucrado, se nota la diferencia. Como millennials, tenemos la voz, la edad, las herramientas y todo el power para crear algo y hacer la diferencia, hagámoslo, no nada más lo digamos.

 

Háblanos del amor, de su importancia en tu vida. ¿Qué significa para ti el amor?

El amor es la fuerza que nos une a todos. Puede ser con tu familia, con tu pareja, con tus amigos. El amor es una fuerza que no vemos pero sí sentimos, y que, como tal, es de las únicas fuerzas que nos unen. Para mí es vital.

Desde hace algunos meses Michelle mantiene una relación amorosa con el empresario de origen venezolano Danilo Díaz Granados, ambos han compartido la relación que tienen a través de fotos de sus viajes juntos por Europa, se conocieron por amigos en común. Él actualmente estudia una maestría (es egresado del Babson College en Wellesley Massachussets) y vive en Madrid, mientras que Michelle vive entre Los Ángeles, Madrid y México. La abuela y mamá de Michelle ya lo conocen. (Cuando la bloguera habla de él, sin duda, se ve contentísima). También puedes ver: La foto más sexy de Michelle Salas en Instagram

¿Cómo aterrizas el amor en lo cotidiano?

Creo que el amor te lo tienes que manifestar a ti misma para que salga de ti. Siempre trato de amarme a mí misma cuidándome, haciendo ejercicio, estando con gente que me aporta, que me llena, con quien puedo tener una buena conversación, haciendo las cosas que me gustan, que me apasionan; cocinando. Ese es el amor que le pones a las cosas. No estudié gastronomía, pero lo hago con tanto amor, que por alguna razón me sale bien. En mi día a día lo aplico en muchas formas y siempre lo tengo presente.

Michelle posa con soltura, cautiva a la lente del fotógrafo y termina la entrevista diciendo que está llena de planes con los que va a sorprender a sus fans. Pero el plan más inmediato es comer con su mamá (su cómplice de vida) Stephanie quien la espera, ambas charlan, se sonríen y se van a otro evento, caminando juntas en la pasarela de la vida.

 

 

 


Fue durante la alfombra roja de la cinta “Salvajes” que el cineasta Oliver Stone tocó un seno de la actriz mexicana Salma Hayek.
Diana Zaragoza

En las imágenes se aprecia la actitud molesta de Salma Hayek ante la conducta de Oliver Stone. (Fotos:AP, Getty Images)

El cineasta Oliver Stone fue acusado de acoso sexual por la actriz Patricia Arquette y tras esas declaraciones revivieron unas fotografías que demuestran el instante en que el director tocó el pecho de Salma Hayek durante una alfombra roja.

Los hechos ocurrieron en el 2012 cuando asistieron al estreno de la cinta “Salvajes” y el acoso pasó frente a muchos fotógrafos, quienes no hicieron gran alboroto por el hecho, sin embargo ese instante quedó registrado en las imágenes donde se observa la incómoda mirada que lanza Oliver Stone al escote de la guapa actriz mexicana.

Te puede interesar: Famosos acusados de acoso sexual

Instantes después Oliver Stone tocó el pecho de Salma Hayek quien molesta le dijo “no me toques Oli”; en la serie de fotografías puede verse la incomodidad y enojo de la jarocha ante la actitud del cineasta quien luce una sonrisa pícara.

En los últimos días han incrementado las acusaciones de abuso sexual contra productores y directores de cine como el caso de Harvey Weinstein. Sobre Stone la actriz Patricia Arquette dijo que en 1994 Oliver la hostigó sexualmente. También Carrie Stevens, actriz y conejita de Playboy, mencionó que cuando tenía 22 años, el director trató de tocarla en una fiesta.

 


La actriz perdió a su madre debido a esta enfermedad hace tres años
Lizbeth Cruz

Laura Elena Ruesga, mamá de Michelle Renaud murió hace tres años tras una lucha incansable contra el cáncer de mama (Foto: Hildeliza Lozano)

Michelle recién cumplió 29 años, y durante su vida ha tenido experiencias de todo tipo, pero sin duda la que más la marcó fue la muerte de su mamá, Laura Elena Ruesga, debido al cáncer de mama que padeció.
A la distancia, los recuerdos siguen presentes, los aprendizajes y la forma de enfrentar la vida es otra a partir de esta ausencia en ella. En entrevista con CLASE, la actriz (y recientemente mamá primeriza) nos habla de su sentir ante este suceso. 

A propósito de la conmemoración de octubre rosa, en el que se busca hacer conciencia sobre la importancia en la prevención y detección oportuna del cáncer de mama, Michelle habla de cómo vivió  el proceso de la enfermedad al lado de su mamá,  una vez que le dieron el diagnóstico.
“Fue vivir la enfermedad con mi mamá, es decir que yo lo tuve porque el cáncer no sólo afecta a quien lo padece, sino a toda la familia y a las personas que rodean al paciente. Creo que después de haber vivido quimioterapias, radioterapias, leído todos los libros, visto todas las maneras de salvar a mi mamá, me siento con la voz para hablar de eso porque lo viví y  lo sufrí todo”. 

Convencida de que las emociones y pensamientos eferman al cuerpo, uno de los aprendizajes que tuvo es cuidar los hábitos en todos los aspectos.
“Hay que aceptarte como eres, no vivir enojada y resentida porque se convierten en células malas, para mí eso fue el cáncer. Es muy importante decirle a la gente que se autoexplore y aprenda a conocerse, pero también a tener buenos hábitos y cambiar de vida si no estás contento. Si estás frustrada en una oficina, salte de ahí porque eso te enferma. Sólo vivimos una vez, no vale la pena un minuto de estrés ni enojo. Si no estás tranquilo, busca tu felicidad, salte de la zona de confort”, comenta. 

Su mamá tenía 50 años cuando falleció y la recuerda como una mujer llena de vida, que  esperaba tener tiempo suficiente para para conocer a su nieto, el pequeño Marcelo que acabade cumplir siete  meses de edad.
“Ella era muy joven y lloraba todos los días y me decía: ‘Quiero conocer a tu hijo’ y ahorita ver a mi hijo y saber que no lo conoció, es horrible. Para mí sigue estando aquí. A mi hijo le hablo de ella y  a mi mamá le pido que me ayude. 

Durante año y medio estuvieron luchando contra el cáncer e incluso a los siete meses de haberle sido detectado, los resultados indicaban que se había ido, sin embargo no fue así.
“Festejamos que ya habíamos vencido el cáncer a los siete meses que le fue detectado, cuando terminó las quimioterapias, pero pocos meses después regresó. La verdad el proceso de desgaste fue de una semana, porque le subió el cáncer al cerebro”. 
Dice que el cáncer es una enfermedad horrible, “ver que el amor de tu vida, tu ídolo se desgasta y le deja de funcionar todo, es desgastante y no vale la pena que alguien viva eso. Creo que es importante hacer conciencia de que nos puede dar a cualquiera y nos tenemos que cuidar. Yo me quiero y deseo que jamás en mi vida, mi hijo viva lo que yo viví “.

Por eso, ahora Michelle toma el control de su vida y se cuida, no sólo hace ejercicio, se alimenta balanceadamente, sino que  dejó los apegos y  cuando es necesario cierra ciclos cuando algo ya no la hace feliz. 
“El cuerpo es lo más importante y hay que alimentarse bien, ver si te sirve o no lo que te comes, además de hacer ejercicio, nuestro cuerpo está hecho para movernos, porque es necesario para tener salud. La vida es mágica y cuando empecé a hacer ejercicio, pensé que sería increíble tener todo tipo de tenis (especialmente de una marca de la cual ella es embajadora) y ahora tengo para todas las actividades".

Para finalizar, Michelle hizo hincapié en que no hay que dar por hecho las cosas en la vida.
“Vivir feliz es una decisión, porque en ti está dejar de lado lo que no te gusta. Creo que he tenido experiencias enriquecedoras y algunas muy  dolorosas, pero son parte del crecimiento que me toca vivir y las agradezco”, concluye.


Llevaron sus conflictos familiares a la escena pública sin importar el qué dirán.
Diana Zaragoza

Aunque llevan la misma sangre sus diferencias personales les han costado terminar su relación fraternal. (Fotos: Archivo El Universal, Instagram)

Diferencias entre estos hermanos ocasionaron que tuvieran conflictos que los llevaron a enfrentarse públicamente y por desgracia muchos de ellos no encontraron la manera de superar esos conflictos. Te presentamos una lista de famosos que están peleados con sus hermanos.

También puedes leer: Estos famosos parecen hermanos pero no lo son

Thalía y Laura Zapata

Estas dos actrices no se llevan nada bien y Laura Zapata no ha perdido oportunidad en decir ante los medios de comunicación de todo sobre su hermana Thalía, a quien la acusó de haberse realizado abortos y además la demandó por la manutención de su abuela.

Kim y Rob Kardashian

Estos dos socialités evidenciaron asuntos personales el uno del otro que los llevaron a varios enfrentamientos, pues sus indiscreciones los molestaron tanto que decidieron mejor romper relaciones.

Madonna y Christopher Ciccione

Madonna y Chris tenían una relación excelente cuando él era su secretario particular, sin embargo un día decidió despedirlo. En venganza su hermano publicó un libro llamado “Vivir con mi hermana Madonna” en el que relataba los excesos de la artista, así cómo sus preferencias y prácticas sexuales. Esa publicación le costó que ella se alejara de él.

También puedes leer: Los hermanos desconocidos de los famosos

Nacho y José María Cano

Es bien sabido que esta pareja de músicos españoles tenían problemas desde que formaban parte de Mecano. Con el paso de los años sus egos provocaron que el distanciamiento fuera mayor al punto en que están distanciados totalmente.

Gabriela y Daniela Spanic

Las gemelas Gaby y Dani Spanic llevaron sus diferencias a los medios de comunicación donde una dijo todo sobre la otra y viceversa. Ambas realizaron fuertes declaraciones que lo único que ocasionaron fue alimentar a medios amarillistas y la ruptura de su relación familiar, pues durante más de 10 años no se dirigieron una palabra. Se rumoró una posible reconciliación pero ninguna confirmó esa versión.

También puedes leer: Famosos que apoyan a sus hermanos gays

Beyoncé y Solange

En mayo de 2014, la hermana menor de la intérprete de “Single Ladies”, Solange Knowles, agredió al esposo de la célebre cantante, Jay-Z. Dicha agresión fue grabada por la cámara de seguridad del elevador donde se llevó a cabo y le dio la vuelta al mundo. Después del bochornoso momento, la familia Knowles aseguró en un comunicado que las diferencias entre Solange y Jay-Z habían sido superadas y que la familia se encontraba bien y en paz.

Julia Roberts y Eric Roberts

Ambos actores enfrentaron diferencias cuando la hermana menor logró posicionarse como una reconocida actriz, sin embargo su distanciamiento fue mayor cuando Julia testificó contra su hermano en un juicio por la custodia de la hija de Eric, pues afirmaba que él necesitaba tratamiento contra el alcohol. Con el paso de los años y tras el nacimiento del primer hijo de Julia Roberts se reconciliaron.  

Te puede interesar: Famosos latinos que tienen un doble en Hollywood


La actriz Karla Álvarez murió el 15 de noviembre de 2013, supuestamente por un paro cardiorrespiratorio, sin embargo medios de espectáculos indicaron que esa información fue imprecisa.
Diana Zaragoza

Karla Álvarez padecía bulimia y anorexia, enfermedades que no fueron su causa de muerte. (Fotos: Archivo El Universal)

Karla Álvarez murió el 15 de noviembre del 2013 en circunstancias que no fueron claras. Se dijo que la actriz había fallecido asfixiada al momento de comer, incluso autoridades indicaron que la causa de muerte fue un paro cardiorespiratorio, derivado de la bulimia y anorexia que padecía.

A casi cuatro años del trágico día salió a luz una investigación que evidencia irregularidades en la información que se difundió públicamente; la cadena Univisión realizó una investigación que comprueba que la información fue imprecisa.

También puedes  leer: Las 10 actrices mejor pagadas de Hollywood este 2017

Ese medio dio a conocer que Karla Álvarez murió de insuficiencia respiratoria aguda relacionada con una neumonía viral que padecía, según reveló el médico José Luis Haro Rodríguez, un día después de su muerte, información que aparece en el acta de defunción de la actriz mexicana.

El 15 de noviembre, el día en que Karla murió, se levantó con intención de hacer sus actividades cotidianas, sin embargo un malestar la hizo volver a acostarse, pues sentía gripe, misma que días antes le había ocasionado fiebre.

Cerca de la 1:30 de la tarde la actriz comió un par de quesadillas, pero mientras comía le dio un ataque de tos, derivado de la neumonía, y una hora después falleció. Karla Álvarez tenía 41 años cuando perdió la vida.

Inició su carrera en televisión en 1992 al lado de Thalía en el melodrama “María Mercedes”; protagonizó su primer telenovela en “Mi querida Isabel” con Ernesto Laguardia; Durante su carrera brilló como antagonista y compartió escena con Kate del Castillo, Laura León, Elsa Aguirre, Chantal Andere, Gabriela Spanic, entre muchas otras actrices. Participó en los proyectos: “Buscando el paraíso”, “Agujetas de color de rosa”, “Prisionera de amor”, “Acapulco, cuerpo y alma”, “La mentira”, “Cuento de navidad”, “Alma rebelde”, “Mujeres engañadas”, “La intrusa”, “¡Vivan los niños!”, “Inocente de ti”, “Heridas de amor”, “La verdad oculta”, “Las tontas no van al cielo”.

De su vida personal se sabe que se casó en 1996 con el actor Alexis Ayala en 1996 de quien se separó al poco tiempo; Karla Álvarez volvió a rehacer su vida al lado del director de escena Armando Zafra en 1999.

Te puede interesar: Este síndrome habría causado la muerte de Hiromi