El matrimonio Cohen y la doctora Stephanie Kurian de Fastlicht, nos cuentan cómo se involucraron en el documental “Paraíso en Auschwitz”, documental con el que triunfan en Toronto.
Ricardo Quiroga

Esther y Aarón Cohen y Stephanie Kurian de Fastlicht vuelven taquillero el cine documental. (Fotos: Alex Saldaña)

 

Tres mexicanos de la comunidad judía se han unido para crear un trabajo cinematográfico que busca transmitir los valores de paz y tolerancia. Esther y Aarón Cohen son una matrimonio de cineastas dedicado a difundir con éxito la memoria de la comunidad, a través de testimonios de resiliencia y superación. Mientras que la doctora, mamá de Sharon Fastlicht —quien es esposa de Emilio Azcárraga—, se ha involucrado en proyectos de altruismo de todos tipos: desde cinematográficos, hasta la creación de centros de ayuda para víctimas de violencia. Ellos son creadores del documental “Paraíso en Auschwitz”, una cinta que ha trascendido las fronteras y que desde su estreno ha sido bien aceptado en México y otras partes del mundo, como en el Festival Internacional de Cine Judío de Toronto, donde fue elegida como una de las mejores siete cintas del certamen. Esta investigación, en muchos aspectos inédita, que les tomó cerca de 10 años realizar, da a conocer una historia de amor y fortaleza ante la adversidad en un periodo específico dentro de la Segunda Guerra Mundial.

 

También puedes leer: Famosos que son idénticos a otras celebridades

 

 

Tras la Marcha por la Vida —que personas de la comunidad judía en todo el mundo llevan a cabo, año con año, a lo largo de los tres kilómetros que separan a Auschwitz de Birkenau—, los Cohen y Stephanie Kurian de Fastlicht nos cuentan la historia de cómo se realizó este trabajo fílmico lleno de momentos conmovedores y coinciden en que sus caminos estaban destinados a encontrarse y aportar cada uno lo esencial para alcanzar el poco frecuente éxito del cine documental.

Todo comenzó a partir de la inquietud del director Aarón Cohen y la productora Esther Cohen por recabar y difundir, a través de pequeños proyectos de documentación fílmica, historias de sobrevivientes del Holocausto. Incluso, algunos de sus trabajos se han exhibido en el Museo Memoria y Tolerancia, en la Ciudad de México. El interés por el tema, dice Esther, se debe a “que es parte de nuestra historia y, como no lo sufrimos en carne propia —ellos son judíos sefaradíes—, podemos abstraernos un poco y podemos levantar la voz”. Por su parte, Stephanie, descendiente de judíos ashkenazíes, muchos de ellos, afectados directamente por los estragos del conflicto bélico del siglo XX, se ha involucrado en el tema de maneras diferentes.

 

Una historia para recuperar

 

 

Aarón y Esther se enamoraron del proyecto cuando platicaron con su amigo Bedrich Steiner, un polaco sobreviviente en Birkenau que emigró a México en 1968. Él les contó su propia historia, una muy particular, que nunca antes habían escuchado de algún sobreviviente.

Lo primero que les sorprendió de este testimonio fue que Steiner tenía dulces recuerdos de su estancia en el campo de concentración. Pero, ¿cómo era esto posible, dado que las condiciones allí eran remotamente buenas para los miembros de la comunidad judía? “Él nos decía que fue muy afortunado porque nunca lo separaron de sus papás”, cuenta Esther; que vivió en un campo familiar en el que los niños podían conservar sus ropas de civiles y vivir con sus mamás; en el que practicaban deporte y tomaban clases de música, literatura, filosofía, geografía e historia. Las reglas ahí eran distintas.

Aarón complementa que “esa fue la razón por la que nos metimos a investigar”, y no tardaron en hallar pruebas al respecto. Querían escuchar a otros sobrevivientes que habían estado en ese campo familiar y saber el porqué de ese, hasta entonces, lugar de convivencia más humano entre la tragedia de los campos de concentración. Fue así que pudieron rastrear a 13 sobrevivientes que fueron niños durante la Segunda Guerra Mundial y habitaron ese lugar del que Steiner les contó.

 

 

El director cuenta que desde los primeros pasos de la investigación, “fue una historia bendecida, porque cada vez que tocábamos una puerta, esta puerta se abría”. Y la puerta que les hizo posible viajar a Europa a entrevistarse con los llamados “Birkenau boys” también se abrió casi inmediatamente. “La primera persona a la que le venimos a platicar sobre el proyecto fue Stephanie. Y en cuanto le platicamos, ella decidió unirse a nosotros porque la causa valía la pena”.

Stephanie recuerda que “lo curioso es que habíamos estado juntos en las Marchas por la Vida. Fui a la misma marcha a la que fue Bedrich, cuando lo invitaron como sobreviviente en 2008”, en el mismo año en que los Cohen estaban documentando la marcha. La esposa de Marcos Fastlicht conoció a Bedrich antes del año 2000, cuando era coordinadora en México del Proyecto Spielberg, cuya misión era recopilar para la memoria de la humanidad, la mayor cantidad de testimonios en todo el mundo. De alguna manera, desde entonces estaban vinculados y destinados a trabajar juntos en este proyecto.

 

También puedes leer: Así se prepara Pippa Middleton para su boda

 

portada 269

 

El héroe de nombre Fredy Hirsch

 

Iban a mitad de la investigación cuando los realizadores se toparon con un nombre que cambió el rumbo de su trabajo. A pesar de que los 13 sobrevivientes fueron entrevistados en tiempos y países distintos —desde Estados Unidos, hasta Israel y República Checa—, todos coincidían en lo afortunados que fueron por habitar ese campo familiar donde ningún pequeño fue lastimado; mucho de esto, gracias al cuidado de un joven llamado Fredy Hirsch, un apuesto judío-alemán que les enseñó a mantenerse limpios, ejercitados y a recibir educación a pesar de la incertidumbre.

Y entonces Fredy se convirtió en el eje central de la historia. Los Cohen averiguaron que, como un líder nato y con buenas relaciones con los alemanes, Hirsch logró hacer del campo a su cargo un espacio que era como una burbuja ajena al exterminio dentro de Birkenau, con murales sobre cuentos fantásticos, torneos deportivos y clases que impartían los propios prisioneros, muchos de ellos, destacados profesores, artistas y músicos.

Los propios entrevistados veían a Fredy como un ejemplo a seguir, un joven al que admirar y que inspiraba toda su confianza. “Los sobrevivientes que contaban su historia volvían a ser niños cuando se acordaban de ese entonces. El señor Bedrich Steiner mismo nos dijo que la mejor época que tuvo fue cuando estuvo en el campo familiar”, dice Esther. Y Stephanie agrega que “Fredy fue instrumental para decirle a los niños que se tenían que bañar y tenían que hacer ejercicio. Porque la educación era como un paliativo para mantenerse unidos y con esperanza”.

Los realizadores tenían en sus manos un material documental olvidado que daba cuenta de cómo la fortaleza de este joven alemán fue fundamental para mantener el ánimo de los niños que, después de la guerra, se convirtieron en destacados arquitectos, directores, caricaturistas, pintores, escritores, músicos, ingenieros.

Entonces, una vez que todo el material estaba reunido, entró al juego Sabina Berman. Los entrevistados la buscaron para colaborar con el guión. Cuentan que cuando le mostraron el material, la escritora y periodista simplemente les dijo que no necesitaban un guión, que los propios testimonios de los sobrevivientes contaban la historia de la mejor manera. “Ella solamente nos escribió un texto introductorio y, como dramaturga, nos armó toda la estructura dramática, en tiempos y momentos, de cómo ir presentando los testimonios”. De esta manera, tras un arduo trabajo de edición de las tantas horas de entrevistas y material audiovisual, el documental quedó terminado. “Fue una gran ayuda tener a Sabina en el documental”, afirma Aarón.

 

Éxito en las salas

La cinta se estrenó en Praga, República Checa. Ahí muchos jóvenes agradecieron a los realizadores por recuperar parte de su propia historia que había estado olvidada por más de 70 años y que también es parte fundamental de la memoria de la comunidad judía en Europa.

Hace unos meses, la cinta se proyectó en la Cineteca Nacional durante un mes, aproximadamente. En ese tiempo de exhibición con llenos totales, lograron convocar a poco más de seis mil personas. Aarón recuerda que el director de la Cineteca, Nelson Carro, les dijo: “ustedes son un fenómeno. La gente no ve documentales y éste llenó la sala”. Además se ha presentado en tres ocasiones distintas en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México. Ahí, cuenta Esther, “la sala se llenó tanto, que mucha gente se quedó fuera y quisimos realizar otra presentación más a la semana siguiente”.

 

 

Mensaje de paz

“Mucha gente se sorprende de que el filme se llame 'Paraíso en Auschwitz'. Es un nombre muy paradójico. Muchos lo critican. Pero, una vez que lo ven, se justifica que en ese lugar, en un solo momento, pudo haber este tipo de 'paraíso'”, argumenta Stephanie.

Los realizadores sostienen que si bien el documental es un aporte valiosísimo para la comunidad judía, lo es en igual medida para el público en general, ya que, dice Aarón Cohen, “es actual porque le dices a la gente que lo que está pasando en el mundo. Y también porque confirma que la educación, el arte, la cultura y la enseñanza son el mejor camino para salir adelante”. Los tres coinciden que “una de nuestras misiones y de los hijos de los sobrevivientes es seguir manteniendo nuestra memoria”.

Aarón cuenta que presentarán la cinta en la ciudad norteamericana de Princeton, donde “hay gente de todo el mundo y, con toda la situación en Estados Unidos, este documental le cae como anillo al dedo para hablar de la tolerancia entre ellos mismos”. Identifica en su trabajo el valor de la empatía, “de la ayuda entre los muchachos, de cómo se ayudaban para salir adelante”.

La cinta, coinciden los realizadores, aborda temas tan actuales y comunes como el bullying. Esther destaca que en Auschwitz “se prestaba mucho al bullying y Fredy les enseñó que por ahí no era el camino, sino que solamente cooperando y estando juntos iban a sobrevivir a tal catástrofe”. Stephanie añade en que el filme es una invitación a la empatía, “a ponerte en los zapatos del otro”.

“Paraíso en Auschwitz” no ha dejado de viajar por el mundo. Sus realizadores se preparan para llevarlo a Australia, donde se proyectará en seis ciudades. También planean exhibirlo en Israel y además quieren subirlo a los servicios de televisión streaming. Todo esto, con el objetivo de continuar y ampliar la ruta de este mensaje universal de esperanza gestado en México.

 

También puedes leer: Diego Boneta interpretará a Luis Miguel en la serie de Netflix

 


Guillermo del Toro viajó de emergencia a México para ver a su padre.
Mariana Morgan
Guillermo del Toro

Guillermo del Toro consolidó su éxito con la película "La Forma del Agua" (Fotos: Archivo El Universal) 

El director cinematográfico Guillermo del Toro viajó este fin de semana para ver a su padre que se encontraba enfermo. El cineasta no pudo asistir a la entrega de premios realizada este fin de semana por el Sindicato Productores. Durante el evento Guillermo fue galardonado a la mejor película del año por “La Forma del Agua”.A pesar de que el cineasta no pudo estar presente su socio J. Miles Dale subió por el premio al escenario y leyó un comunicado agradeciendo al sindicato. Sigue Leyendo: Gael, Diego, Salma y Cuarón felicitan a Guillermo del Toro

En Twitter, del Toro no dio más detalles sobre la enfermedad de su padre y sólo agradeció la preocupación de todos sus seguidores. Además avisó que ya estaba de regreso para seguir cumplido con sus compromisos laborales, pues su papá ya se encontraba estable. Sigue Leyendo: Por qué amamos “The Shape of Water", la película más nominada en los BAFTA

Guillermo del Toro también ganó diversos reconocimientos en Los Globos de Oro gracias a su película “La Forma del Agua”. Esa noche se llevó la estatuilla como Mejor Director, categoría en la que competía con: Steven Spielberg (The Post), Ridley Scott (All the Money in the World), Christopher Nolan (Dunkirk) y Martin McDonagh (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri). Sigue Leyendo: Guillermo del Toro, los gustos detrás del cineasta

 


Además de ser las herederas de la fortuna de sus padres,Jennifer Gates y Eve Jobs tiene algo más en común.
Mariana Morgan
Bill Gates y  Jobs

Eve y Jennifer tienen un gran amor por los caballos. (Fotos: Instagram) 

Estas tres jóvenes además de haber nacido en familias adineradas, tiene una pasión en común que las ha llevado lejos, pues esta actividad es la que les llena el corazón, más allá de los viajes y la vida de lujos que disfrutan. Jennifer y Eve entrenan día a día para ser las mejores en el mundo ecuestre. Aquí te contamos un poco de ellas y de cómo han avanzado en esta disciplina. Sigue Leyendo: Los niños más ricos del mundo

Jennifer Gates, es la hija mayor de del cofundador de Microsoft y de Melinda. La joven de 21 años de edad es amante de los caballos, su padre no escatimó en gastos para que su pequeña tuviera lo mejor y participara en competencias ecuestres en las que ha destacado. Bill Gates mandó construir una casa con 20 establos y terreno suficiente para que su hija practicara salto a caballo y se convirtiera en una de las mejores jinetes del mundo. Jennifer tiene el lugar 19 en la Federación Ecuestre de Estados Unidos en la categoría de salto de obstáculos.Jennifer Katharine Gates estudia Biología en la Stanford University y es novia del jinete egipcio Nayel Nassar. Sigue Leyendo: TOP: 13 social teens mexicanas a quienes seguirles la pista

La guapa Eve Jobs es hija del cofundador de Apple Steve Jobs, quien dejó una fortuna de 8.3 millones de dólares. Eve es la tercera hija del creador del iPhone y Laurene Powell. También le apasiona la equitación, pues es amante de los caballos. En su cuenta de Instagram ha publicado distintos momentos que han sido importantes en el mundo ecuestre. Sigue Leyendo: El mexicano que robó el corazón de la hija de Steve Jobs

Terminó sus estudios de bachillerato en la Academia Upper Echelone, un centro online que le permite ajustar sus estudios con su pasión por la equitación, pues ella dedica mucho de su tiempo a competencias ecuestres. A diferencia de Jennifer, Eve ocupa el puesto 23 en la categoría de salto de obstáculos. Sigue Leyendo: ¿Se acabó el amor entre Eve Jobs y Eugenio Garza?

Nirvana Hank la social teen que también ama el mundo ecuestre

Nirvana Hank es la menor de 19 hermanos; nació en el seno de una reconocida familia en el norte del país, pues su padre es el empresario tijuanense Jorge Hank Rhon propietario de Grupo Caliente, así como de hoteles, centros comerciales y una cadena de centros de apuestas con sucursales en 19 estados del país. Esta guapa teen figura como una de las promesas de la equitación, pues desde muy pequeña practica ese deporte, que es su pasión. Fue su padre quien la contagio del amor por el deporte hípico y ella monta con una naturalidad innata, pues ha dedicado muchas horas a sus entrenamientos. El pasado noviembre compartió su emoción por las competencias pre-nacionales en las cuales participaría. Sigue Leyendo: Nirvana Hank Amaya, la “baby girl” de Jorge Hank

 


El empresario más acaudalado de México está próximo a tener 23 nietos de sus seis hijos, si no los conoces, te los presentamos en fotos.
Vanessa Pérez
Carlos Slim tiene una gran familia: seis hijos y 22 nietos. (Fotos: Archivo CLASE e Instagram)

Carlos Slim tiene una gran familia: seis hijos y 22 nietos. (Fotos: Archivo CLASE e Instagram)

Carlos Slim Helú tiene una gran familia, aunque la mayoría de sus integrantes prefieren mantenerse alejados de la prensa. El empresario más rico de México tiene seis hijos: Carlos, Patricio, Marco Antonio, Soumaya, Vanessa y Johanna, y 22 nietos. 

Sus nietos mayores ya tienen más de 20 años y la más pequeña apenas cumplirá dos añitos. Conoce a los mayores tesoros del magnate mexicano: 

Sigue leyendo: La trágica historia de amor de Carlos Slim, el hombre más rico de México

Carlos Slim Domit con uno de sus hijos

Los nietos más pequeños del empresario son los de su primogénito Carlos Slim Domit, que concibió con la guapa María Elena Torruco

Sigue leyendo: 'Bobby' Slim, el mediático sobrino del hombre más rico de México

Carlos Slim Domit con uno de sus hijos

Los niños se llaman Carlos, Emiliano y Marielle, los conocimos durante los eventos por el regreso de la Fórmula 1 a México. 

Sigue leyendo: La nieta más guapa de Carlos Slim

María Elena Torruco con su hija Marielle Slim

La única hija de Carlos y María Elena es la integrante menor de la familia Slim, en noviembre de 2016 cumplirá dos años de vida. 

 

 

Arturo Elías Slim

Johanna Slim Domit y Arturo Elías Ayub tienen tres hijos, el mayor es Arturo, le sigue Johanna y el más pequeño se llama Alex, pero su papá lo apoda “El Chilaquil”. 

 

 

Patricio Slim y sus hijos Diego e Isabel

Patricio Slim Domit tiene dos hijos: Diego e Isabel. 

 

 

Daniel y Rodrigo Hajj Slim 

Vanessa Slim Domit y Daniel Hajj tienen cinco hijos: Daniel y Rodrigo son los mayores, quienes según Reuters se han sumado a la nómina de las empresas de su abuelo. 

 

Familia de Vanessa Slim 

Las mujeres se llaman Vanessa, la mayor, y Paulina, la menor, y el niño pequeño es Mauricio. 

 

Marco Antonio Slim Domit y su esposa Ximena Serrano tienen cuatro hijos. Mientras que Soumaya Slim Domit y el arquitecto Fernando Romero tienen cinco hijos. 

Familia de Carlos Slim

 

Carlos Slim Domit y María Elena Torruco están felices con la dulce espera de este nuevo bebé, que será el nieto número 23 del empresario Carlos Slim Helú.

 

El blog “El Mundo de Regina” publicó que María Elena Torruco estaba embarazada por cuarta ocasión y CLASE confirmó con una fuente cercana a la familia esta noticia y nos dijo que la pareja “está feliz” con la dulce espera de este nuevo bebé.


Luego de años de distanciamiento, Laura Zapata y Thalía se reencontraron
Redacción Clase

A la reunión se dieron cita cerca de 50 personas (Fotos: Instagram/ Facebook)

La cantante y actriz Thalía felicitó hace unos días a su abuela, Eva Mange, por su cumpleaños número 100.

"¡Feliz cumpleaños abuelita! 100 años se cumplen hoy desde que viste la luz por primera vez desde las preciosas playas de La Paz, Baja California. ¡Te amamos tanto abuelita! ¡Sabrina, Mateo, Tommy y yo celebramos tu vida! #felizcumpleaños #100 #happybirthday #100años", escribió la intérprete. 

Sigue leyendo: Fotos: La impactante evolución de Thalía 

Debido a este evento, Laura Zapata, también nieta de la señora Eva Mange, organizó una misa de agradecimiento y un brindis al que acudieron casi 50 amigos y familiares, incluyendo a Thalía.

Laura Zapata había afirmado varias veces que ella y las hermanas Sodi estaban distanciadas de ella y su abuela, es por ello que sorprendió que la esposa de Tommy Mottola viajara desde Estados Unidos exclusivamente para asistir a la reunión por su abuela.

Sigue leyendo: Foto demuestra que Thalía conserva la misma cintura que hace 25 años

Al evento no asistieron las hermanas Sodi: Ernestina, Gabriela y Federica, quienes siempre se reúnen en fechas especiales, pero sin la participación de Laura Zapata desde el año 2011, poco después de que muriera su madre Yolanda Miranda y comenzaran las disputas por la herencia, luego de que Laura asegurara que ellas no apoyaban económicamente a Eva Mange.

La propiedad en la que vive Laura Zapata con su abuela Eva Mange, donde se llevó a cabo el evento fue comprada por Laura a su hermana Thalía en los años 90's.

Al evento asistieron asistieron el periodista Gustavo Adolfo Infante, Lucía Méndez, Lilia Aragón, Sylvia Pasquel y Margarita Zavala

Laura y Thalía se mostraron muy tranquilas y disfrutaron de la fiesta, no se registró ninguna discusión ni desacuerdo entre las hermanas.

Sigue leyendo: FOTO: Thalía sorprende a sus fans, luce irreconocible