El matrimonio Cohen y la doctora Stephanie Kurian de Fastlicht, nos cuentan cómo se involucraron en el documental “Paraíso en Auschwitz”, documental con el que triunfan en Toronto.
Ricardo Quiroga

Esther y Aarón Cohen y Stephanie Kurian de Fastlicht vuelven taquillero el cine documental. (Fotos: Alex Saldaña)

 

Tres mexicanos de la comunidad judía se han unido para crear un trabajo cinematográfico que busca transmitir los valores de paz y tolerancia. Esther y Aarón Cohen son una matrimonio de cineastas dedicado a difundir con éxito la memoria de la comunidad, a través de testimonios de resiliencia y superación. Mientras que la doctora, mamá de Sharon Fastlicht —quien es esposa de Emilio Azcárraga—, se ha involucrado en proyectos de altruismo de todos tipos: desde cinematográficos, hasta la creación de centros de ayuda para víctimas de violencia. Ellos son creadores del documental “Paraíso en Auschwitz”, una cinta que ha trascendido las fronteras y que desde su estreno ha sido bien aceptado en México y otras partes del mundo, como en el Festival Internacional de Cine Judío de Toronto, donde fue elegida como una de las mejores siete cintas del certamen. Esta investigación, en muchos aspectos inédita, que les tomó cerca de 10 años realizar, da a conocer una historia de amor y fortaleza ante la adversidad en un periodo específico dentro de la Segunda Guerra Mundial.

 

También puedes leer: Famosos que son idénticos a otras celebridades

 

 

Tras la Marcha por la Vida —que personas de la comunidad judía en todo el mundo llevan a cabo, año con año, a lo largo de los tres kilómetros que separan a Auschwitz de Birkenau—, los Cohen y Stephanie Kurian de Fastlicht nos cuentan la historia de cómo se realizó este trabajo fílmico lleno de momentos conmovedores y coinciden en que sus caminos estaban destinados a encontrarse y aportar cada uno lo esencial para alcanzar el poco frecuente éxito del cine documental.

Todo comenzó a partir de la inquietud del director Aarón Cohen y la productora Esther Cohen por recabar y difundir, a través de pequeños proyectos de documentación fílmica, historias de sobrevivientes del Holocausto. Incluso, algunos de sus trabajos se han exhibido en el Museo Memoria y Tolerancia, en la Ciudad de México. El interés por el tema, dice Esther, se debe a “que es parte de nuestra historia y, como no lo sufrimos en carne propia —ellos son judíos sefaradíes—, podemos abstraernos un poco y podemos levantar la voz”. Por su parte, Stephanie, descendiente de judíos ashkenazíes, muchos de ellos, afectados directamente por los estragos del conflicto bélico del siglo XX, se ha involucrado en el tema de maneras diferentes.

 

Una historia para recuperar

 

 

Aarón y Esther se enamoraron del proyecto cuando platicaron con su amigo Bedrich Steiner, un polaco sobreviviente en Birkenau que emigró a México en 1968. Él les contó su propia historia, una muy particular, que nunca antes habían escuchado de algún sobreviviente.

Lo primero que les sorprendió de este testimonio fue que Steiner tenía dulces recuerdos de su estancia en el campo de concentración. Pero, ¿cómo era esto posible, dado que las condiciones allí eran remotamente buenas para los miembros de la comunidad judía? “Él nos decía que fue muy afortunado porque nunca lo separaron de sus papás”, cuenta Esther; que vivió en un campo familiar en el que los niños podían conservar sus ropas de civiles y vivir con sus mamás; en el que practicaban deporte y tomaban clases de música, literatura, filosofía, geografía e historia. Las reglas ahí eran distintas.

Aarón complementa que “esa fue la razón por la que nos metimos a investigar”, y no tardaron en hallar pruebas al respecto. Querían escuchar a otros sobrevivientes que habían estado en ese campo familiar y saber el porqué de ese, hasta entonces, lugar de convivencia más humano entre la tragedia de los campos de concentración. Fue así que pudieron rastrear a 13 sobrevivientes que fueron niños durante la Segunda Guerra Mundial y habitaron ese lugar del que Steiner les contó.

 

 

El director cuenta que desde los primeros pasos de la investigación, “fue una historia bendecida, porque cada vez que tocábamos una puerta, esta puerta se abría”. Y la puerta que les hizo posible viajar a Europa a entrevistarse con los llamados “Birkenau boys” también se abrió casi inmediatamente. “La primera persona a la que le venimos a platicar sobre el proyecto fue Stephanie. Y en cuanto le platicamos, ella decidió unirse a nosotros porque la causa valía la pena”.

Stephanie recuerda que “lo curioso es que habíamos estado juntos en las Marchas por la Vida. Fui a la misma marcha a la que fue Bedrich, cuando lo invitaron como sobreviviente en 2008”, en el mismo año en que los Cohen estaban documentando la marcha. La esposa de Marcos Fastlicht conoció a Bedrich antes del año 2000, cuando era coordinadora en México del Proyecto Spielberg, cuya misión era recopilar para la memoria de la humanidad, la mayor cantidad de testimonios en todo el mundo. De alguna manera, desde entonces estaban vinculados y destinados a trabajar juntos en este proyecto.

 

También puedes leer: Así se prepara Pippa Middleton para su boda

 

portada 269

 

El héroe de nombre Fredy Hirsch

 

Iban a mitad de la investigación cuando los realizadores se toparon con un nombre que cambió el rumbo de su trabajo. A pesar de que los 13 sobrevivientes fueron entrevistados en tiempos y países distintos —desde Estados Unidos, hasta Israel y República Checa—, todos coincidían en lo afortunados que fueron por habitar ese campo familiar donde ningún pequeño fue lastimado; mucho de esto, gracias al cuidado de un joven llamado Fredy Hirsch, un apuesto judío-alemán que les enseñó a mantenerse limpios, ejercitados y a recibir educación a pesar de la incertidumbre.

Y entonces Fredy se convirtió en el eje central de la historia. Los Cohen averiguaron que, como un líder nato y con buenas relaciones con los alemanes, Hirsch logró hacer del campo a su cargo un espacio que era como una burbuja ajena al exterminio dentro de Birkenau, con murales sobre cuentos fantásticos, torneos deportivos y clases que impartían los propios prisioneros, muchos de ellos, destacados profesores, artistas y músicos.

Los propios entrevistados veían a Fredy como un ejemplo a seguir, un joven al que admirar y que inspiraba toda su confianza. “Los sobrevivientes que contaban su historia volvían a ser niños cuando se acordaban de ese entonces. El señor Bedrich Steiner mismo nos dijo que la mejor época que tuvo fue cuando estuvo en el campo familiar”, dice Esther. Y Stephanie agrega que “Fredy fue instrumental para decirle a los niños que se tenían que bañar y tenían que hacer ejercicio. Porque la educación era como un paliativo para mantenerse unidos y con esperanza”.

Los realizadores tenían en sus manos un material documental olvidado que daba cuenta de cómo la fortaleza de este joven alemán fue fundamental para mantener el ánimo de los niños que, después de la guerra, se convirtieron en destacados arquitectos, directores, caricaturistas, pintores, escritores, músicos, ingenieros.

Entonces, una vez que todo el material estaba reunido, entró al juego Sabina Berman. Los entrevistados la buscaron para colaborar con el guión. Cuentan que cuando le mostraron el material, la escritora y periodista simplemente les dijo que no necesitaban un guión, que los propios testimonios de los sobrevivientes contaban la historia de la mejor manera. “Ella solamente nos escribió un texto introductorio y, como dramaturga, nos armó toda la estructura dramática, en tiempos y momentos, de cómo ir presentando los testimonios”. De esta manera, tras un arduo trabajo de edición de las tantas horas de entrevistas y material audiovisual, el documental quedó terminado. “Fue una gran ayuda tener a Sabina en el documental”, afirma Aarón.

 

Éxito en las salas

La cinta se estrenó en Praga, República Checa. Ahí muchos jóvenes agradecieron a los realizadores por recuperar parte de su propia historia que había estado olvidada por más de 70 años y que también es parte fundamental de la memoria de la comunidad judía en Europa.

Hace unos meses, la cinta se proyectó en la Cineteca Nacional durante un mes, aproximadamente. En ese tiempo de exhibición con llenos totales, lograron convocar a poco más de seis mil personas. Aarón recuerda que el director de la Cineteca, Nelson Carro, les dijo: “ustedes son un fenómeno. La gente no ve documentales y éste llenó la sala”. Además se ha presentado en tres ocasiones distintas en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México. Ahí, cuenta Esther, “la sala se llenó tanto, que mucha gente se quedó fuera y quisimos realizar otra presentación más a la semana siguiente”.

 

 

Mensaje de paz

“Mucha gente se sorprende de que el filme se llame 'Paraíso en Auschwitz'. Es un nombre muy paradójico. Muchos lo critican. Pero, una vez que lo ven, se justifica que en ese lugar, en un solo momento, pudo haber este tipo de 'paraíso'”, argumenta Stephanie.

Los realizadores sostienen que si bien el documental es un aporte valiosísimo para la comunidad judía, lo es en igual medida para el público en general, ya que, dice Aarón Cohen, “es actual porque le dices a la gente que lo que está pasando en el mundo. Y también porque confirma que la educación, el arte, la cultura y la enseñanza son el mejor camino para salir adelante”. Los tres coinciden que “una de nuestras misiones y de los hijos de los sobrevivientes es seguir manteniendo nuestra memoria”.

Aarón cuenta que presentarán la cinta en la ciudad norteamericana de Princeton, donde “hay gente de todo el mundo y, con toda la situación en Estados Unidos, este documental le cae como anillo al dedo para hablar de la tolerancia entre ellos mismos”. Identifica en su trabajo el valor de la empatía, “de la ayuda entre los muchachos, de cómo se ayudaban para salir adelante”.

La cinta, coinciden los realizadores, aborda temas tan actuales y comunes como el bullying. Esther destaca que en Auschwitz “se prestaba mucho al bullying y Fredy les enseñó que por ahí no era el camino, sino que solamente cooperando y estando juntos iban a sobrevivir a tal catástrofe”. Stephanie añade en que el filme es una invitación a la empatía, “a ponerte en los zapatos del otro”.

“Paraíso en Auschwitz” no ha dejado de viajar por el mundo. Sus realizadores se preparan para llevarlo a Australia, donde se proyectará en seis ciudades. También planean exhibirlo en Israel y además quieren subirlo a los servicios de televisión streaming. Todo esto, con el objetivo de continuar y ampliar la ruta de este mensaje universal de esperanza gestado en México.

 

También puedes leer: Diego Boneta interpretará a Luis Miguel en la serie de Netflix

 


Te presentamos a los hijos de los famosos que actualmente derriten corazones por su llegada al mundo.
Redacción Clase
Anahí familia

Así como Manuel Velasco Puente, entérate qué otros hijos de famosos son el encanto de sus hogares en estos momentos. (Fotos: Instagram)

Mila Mayer Subtil

 

Una publicación compartida de Natália Subtil(@nataliasubtil) el

 

La hija de la modelo brasileña Natália Subtil y el cantante Sergio Mayer Mori llegó al mundo el pasado 22 de noviembre de 2016 y desde ese entonces se ha convertido en una de las niñas consentidas del espectáculo y a sus 6 meses Mila ya es una modelo muy guapa que sonríe y posa frente a las cámaras.

 

 

Sabadito

Una publicación compartida de M I L A (@milamayersubtil) el

 

También puedes leer: Así ha crecido Mila Mayer, nieta de Bárbara Mori

 

Eros Bazúa Rubio

hijo de paulina rubio

Fruto del amor entre Paulina Rubio y el cantante Gerardo Bazúa, el pequeño Eros con un año de edad festejó dando sus primeros pasos a principios del mes de marzo. Recientemente Erik Rubín, amigo de la Chica Dorada, confirmó que Paulina y Bazúa esperan otro bebé. 

 

También puedes leer: Los primeros pasos de Eros, hijo de Paulina Rubio y Gerardo Bazúa

 

 

Renata Fuentes Bracamontes

renata hija de jacky bracamontes

Otra bebé que nos roba el corazón y también hace poco dio sus primeros pasos es Renata, la hija más pequeña de la conductora y ex modelo Jacky Bracamontes y el piloto Martín Fuentes.

También puedes leer: Mira los primeros pasos de Renata, hija de Jacky Bracamontes

 

Maximiliano Elbittar Seara

max elbittar

Max, el hijo del actor Daniel Elbittar y la actriz Sabrina Seara con cinco meses de edad es un bebé que conquistó las redes sociales con su cuenta de Instagram, hasta el momento tienen 1549 K seguidores.

Lúa Guerra Vega  
 

 

Mi amor bonito 

Una publicación compartida de  (@zuriavvega) el

 

Una publicación compartida de (@zuriavvega) el

La bebé de Zuria Vega y Alberto Guerra se ha robado los corazones de miles de seguidores de sus papás, pues es una niña hermosa y muy carismática. La pequeña Lúa cumplió 10 meses el 11 de noviembre. 

Matías Gil de Sousa 

 

Te amo sin tiempo, te amo mi vida... #Elseñorsol #tebendigo

Una publicación compartida de Marjorie De Sousa (@marjodsousa) el

 

Otro de los niños encantadores del medio del espectáculo es el hijo de Marjorie de Sousa y Julián Gil, quien el pasado viernes cumplió apenas dos meses de vida.

 

También puedes leer: La fotografía más reciente del bebé de Marjorie de Sousa y Julián Gil

 

León Casanova Navarro

león, hijo de Silvia Navarro

El hijo de la actriz Silvia Navarro y el empresario Gerardo Casanova nació el pasado 7 de septiembre y es un niño encantador, desde ya le roba cámara a su famosa mamá.

 

Diego Ornellas Díaz

 

Una publicación compartida de Ariadne Diaz (@ariadne_diaz) el

 

Una de las parejas más guapas y fitness del medio del espectáculo es la conformada por Ariadne Díaz y Marcus Ornellas, quienes son papis del precioso Diego, que al igual que sus talentosos padres, la semana pasada debutó en televisión abierta.

También puedes leer: El debut del bebé de Ariadne Díaz en televisión

 

Marcelo Álvarez Renaud

hijo de michelle renaud

Un varón que se suma a lista es el hijo de la actriz Michelle Renaud y el empresario Josué Álvarez. Sus papás han sido muy discretos con su identidad, pero las pocas fotos que han compartido en redes son de las más tiernas.

 

Manuel Velasco Puente

 

Una publicación compartida de Anahi (@anahi) el

 

Una publicación compartida de Anahi (@anahi) el

 

Cerramos esta lista con broche de oro, ya que el primogénito del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco y su esposa, la actriz Anahí roba miradas y alborota las redes sociales con esos ojos azules que heredó de sus padres. Entre más crece Manuelito Velasco más se parece a su papá, aunque también tiene rasgos de la guapa ex RBD.

 


Carlos Slim Helú era el varón más joven de 5 hermanos. Sus padres, de origen libanés, le enseñaron el valor del dinero y los ahorros desde muy joven
Pamela Rodríguez Ordaz

El empresario de 77 años nació en la Ciudad de México y es hijo de inmigrantes libaneses (Foto: Archivo El Universal)

El empresario Carlos Slim Helú  es el hombre más rico de México con una fortuna de 54 mil 500 millones de dólares. Nació el 28 de enero de 1940 en la Ciudad de México, estudió ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de México. Su padre era libanés, pero huyó en 1902 de su país natal debido a que el imperio otomano obligaba a los jóvenes de 15 años a incorporarse al ejército.

La madre de Carlos Slim, Linda Helú, nació en Parral, Chihuahua, hija también de inmigrates libaneses. Tuvo 5 hermanos y fue el varón más chico: Nour, Alma, Julián, José, Carlos y Linda.

Sigue leyendo: La trágica historia de amor de Carlos Slim, el hombre más rico de México

Desde muy joven, Don Julián Slim, padre de Carlos, tuvo mucha habilidad para los negocios, lo cual le inculcó a sus hijos, por lo que, desde su niñez Carlos Slim Helú aprendió a administrar su dinero, pues tenía una libreta en la que anotaba los ingresos que recibía (sus "domingos").

Abrió su primera chequera en el banco a la tierna edad de 12 años, pero a los 13 su vida y su familia sufrieron un fuerte golpe: la muerte de su padre.

Sigue leyendo: Los herederos de Carlos Slim Helú

Carlos Slim se casó con Soumaya Domit en 1966, cuando él tenía 26 años y ella 17. Unos meses antes, Carlos Slim (de 25 años) comenzó a fincar Grupo Carso. Soumaya era sobrina del ex presidente de Líbano e hija del empresario libanés Michel Domit, y llegó a vivir a México a los seis años de edad, Amin Gemayel. Tuvieron seis hijos: Carlos, Marco Antonio, Patricio, Soumaya, Vanessa y Johanna.

Carlos nombró a su grupo empresarial 'Carso' como símbolo de su alianza y amor por su mujer, ya que reúne las iniciales de los nombres de ambos. Además en 1994 fundó el Museo Soumaya, una institución cultural son fines de lucro que honra la memoria de Soumaya Domit.
Fue en la década de los años ochenta cuando Carlos Slim compró varias empresas al borde de la banca rota, pues en México se vivía una severa crisis económica. En ese momento se consolidó como empresario en materia industrial, inmobiliaria y comercial. La adquisición de Telmex fue en 1990.

Aunque ha llegado a ser el hombre más rico del mundo, Slim no es un hombre ostentoso, pues ha confesado que usa relojes de plástico. Además, es gran fanático del futbol, beisbol, el automovilismo y el arte, por lo que posee la colección más grande de obras del escultor francés Auguste Rodin.

Luego de 33 años de matrimonio Soumaya Domit murió en marzo de 1999 a los 50 años de edad debido a una insuficiencia renal, un mal heredado, pues su padre y su hermano fallecieron de la misma enfermedad. Patricio, el menor de los hijos de Soumaya y Carlos Slim, también requirió de la donación de un riñón por parte de su hermano Carlos.

A Slim se le ha relacionado con sentimentalmente con la reina madre de Jordania, Noor al-Hussein y con la actriz italiana Sophia Loren, pero él siempre ha negado dichos rumores. En una ocasión, Slim declaró que no se volvería a casar, ya que su familia es excelente y no la “descompondría” haciendo otra. 


Felipe pidió la mano de Isabel en matrimonio en 1946 y el rey le concedió su permiso bajo la condición de que un compromiso formal se retrasara hasta que Isabel cumpliera 21 años.
Erika Roa Torres

El príncipe Felipe y la reina Isabel II se casaron en 1947, dos años después de que finalizó la Segunda Guerra Mundial. (Foto: Reuters, Getty Images)

La reina de Inglaterra y el duque de Edimburgo celebran sus bodas de titanio. Te contamos los detalles de su fastuosa boda.

Así fue el vestido de novia de Isabel II

Inspirado en la obra “La Primavera” de Sandro Botticelli, Norman Harnell fue el creador de este histórico vestido. 

Para la confección del traje de novia, se llamó al diseñador Norman Hartnell, modisto de su madre, la reina consorte Isabel. 

En aquel entonces Norman tenía 46 años y ya contaba con una gran reputación en el Reino Unido. 

Tuvo la increíble, pero también difícil encomienda de realizar este modelo que ya forma parte de la historia. No tenía mucho presupuesto así que debía aprovechar cada libra que tenía.

Hartnell se inspiró en el cuadro “La Primavera” de Sandro Botticelli para la creación de este vestido. Primero realizó un bosquejo y una vez que Isabel II dio el visto bueno, él y su grupo de costureras comenzaron a trabajar en un taller. Como se trataba del secreto mejor guardado de la boda real, todas las personas involucradas en este vestido no pudieron comentarlo con nadie en los poco más de dos meses que tardaron en terminarlo. 

Este hermoso traje de novia se confeccionó en satín color marfil con hilo de plata y decorado con finos cristales, así como con10 mil perlas blancas importadas de América. También se usó tul para darle vuelo. La cola era de cuatro metros y medio de largo y en ella figuran varias estrellas parecidas al cuadro de Botticelli, ícono de la renovación. 

El día de la boda, el Palacio de Buckingham reservó un lugar afuera de éste, donde la multitud suele agolparse en eventos importantes, para que las costureras pudieran estar en primera fila cuando saliera la novia por la puerta y en el balcón junto a su esposo, Felipe. 

 

El ramo

La Worshipful Company de los jardineros ingleses obsequio las flores para la elaboración del ramo que fue creado por el St. Florist MH Longmans. Este hermoso accesorio nupcial está compuesto por orquídeas blancas y una rama de mirto extraído de los jardines de la reina Victoria y depositado al día siguiente del enlace en la tumba del Soldado Desconocido de la Abadía de Westminster.

 

Algo viejo 

Una anécdota curiosa que se vivió el día de la boda, poco antes de salir hacia la Abadía para casarse, es que la tiara Fringe (1830) de Isabel II se rompió, por lo que el joyero real tuvo que repararla en cuestión de minutos y con gran maestranza para que el desafortunado incidente quedara sólo en una anécdota más. 

Esta tiara perteneció a la reina Mary y también se puede usar como collar. Es la tiara preferida de la reina Isabel II porque no sólo ella contrajo matrimonio con ésta, sino que también su hija Ana la usó el día de su boda en 1973. 

La hermosa pieza está compuesta por 60 barras verticales de diamantes y 30 en forma de berbiquí. Sin duda es una joya de gran valor histórico y sentimental. 

 

 

 

El pastel de bodas de Isabel II 

En medio de la crisis económica que vivió Gran Bretaña tras la Segunda Guerra Mundial, muchas colonias inglesas hicieron una “coperacha” para enviar los ingredientes y así la princesa pudiera tener un pastel digno de una royal.

La boda de la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo se llevó a cabo sólo dos años, dos meses y 18 días después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Así que aunque fue un enlace real anunciado por todo lo alto, lo cierto es que la austeridad fue el hilo conductor de aquel día.

De hecho la entonces princesa Isabel de Inglaterra tuvo que juntar los cupones que otorgaba el gobierno para la asignación gubernamental de recursos limitados y bienes de consumo básicos, y así poder comprar todo lo necesario para su boda. 

Un dato curioso y que habla mucho del cariño que tiene desde siempre el pueblo inglés por su Familia Real, es que pese a que muchos ciudadanos vivían con gran austeridad, cientos de ellos enviaron por correo a Buckingham uno o dos cupones que les sobraban para que Isabel no tuviera ningún problema en conseguir los productos que necesitaba. Sin embargo la entonces princesa Isabel no pudo aceptar tan amable “regalo de bodas” de sus súbditos y regresó por correo dichos cupones. En cambio el gobierno al ver esto, le permitió un gasto adicional de 200 libras (unos $195,000 pesos mexicanos actuales). 

En este caso fueron las colonias inglesas las que entraron en ayuda de la princesa Isabel y enviaron algunos ingredientes para así surtir la receta completa del pastel. El 17 de septiembre de aquel 1947, las Australian Girls Guides juntaron para comprar la mantequilla, huevos y almendras que entregaron a la Secretaria General de la Sede imperial inglesa en Australia, Miss Anderson. El gobierno de Trinidad y Tobago envió azúcar damerara o mejor conocida como morena. Por su parte Barbados cooperó con el jarabe.

Como decimos en México, ¡casi casi le faltó a Isabel II pasar el zapato en cada mesa para que los invitados le depositaran un billete!  Eso sí, el asunto muy royal. 

La famosa confitería inglesa Berkshire fue la encargada de hornear el pastel de bodas. Tardaron un mes en su creación, comenzando la elaboración de la masa desde finales de septiembre para que el primero de octubre de aquel 1947 ya dos panaderos horneaban un piso de la tarta nupcial. Hacia el 7 de noviembre un repostero de la firma Lyons of Cabdy Hall decoraba artesanalmente uno de los paneles de satín blanco y azul (el color de la realeza). 

Al final el impresionante pastel de bodas pesó 200 kilos y fue cortado por los novios con una espada del novio, Felipe de Edimburgo. 

La pastelería Berkshire elaboró una réplica del pastel para colocarlo en en la  vitrina de su tienda y así el público lo pudiera admirar.  

La mesa de regalos de boda de Isabel II y Felipe de Edimburgo

Se contaron dos mil 500 regalos de todas partes del mundo. 

Al ser una de las grandes bodas reales de la posguerra y como bien dijo Winston Churchill que este enlace era “un toque de color en el duro camino que debemos recorrer”, toda Inglaterra, las colonias inglesas y diferentes países de todo el mundo se unieron al júbilo de esta pareja real que hoy cumple 70 años de casados. 

Todos, de alguna u otra forma querían festejar a Isabel y Felipe y enviaron diversos regalos de boda a Buckingham.

Los presentes fueron exhibidos al público en el Palacio de St. James y se cobraba el boleto por una cantidad simbólica; los fondos recaudados iban a parar a las familias más necesitadas. 

Entre las decenas de artículos de plata y cristalería, hay varios presentes muy originales como:

Un juego de porcelana del presidente de China, Chiang Kai-Shek.

Una máquina Singer.

Un caballo, por el gran gusto de la princesa Isabel por estos animales. 

500 latas de piña

131 pares de medias nylon (un producto muy cotizado en la posguerra)

Un juego de botes para guardar chocolates del papa Pío XII.

Pero sin duda el regalo más polémico fue el de Mahatma Gandhi que cortó un pedazo de tela de su propia vestimenta con las inscripción “Viva la india” y aunque fue muy mal recibido por la corte inglesa, él explicó que al no tener posesiones quería darle algo a la princesa. Sin duda ahora el valor de ese pedazo de tela es invaluable. 


Estas exitosas mujeres son grandes actrices y cantantes; sin embargo, son de estatura muy pequeña.
Redacción Clase
Chaparritas del espectaculo, famosas que miden menos de 1.60, famosas que tienen baja estatura, famosas chaparritas, famosas de estatura baja,

Shakira mide 1.57, mientras que su esposo Gerard Piqué mide 1.94 metros. (FOTO: Archivo)

¡Ellas son las sexys chaparritas del espectáculo!

 

Shakira

Shakira ha sorprendido con sus espectáculos internacionales con 1.57 metros de estatura.

 

Kylie Minogue

La guapa Kylie Minogue mide tan sólo 1.52 metros.

 

Ariana Grande

Ariana Grande en realidad es pequeña, mide sólo 1.53 metros.

 

Natalie Portman

Natalie Portman mide tan sólo 1.60 metros.

 

Elsa Pataky

Elsa Pataky mide 1.60 junto a su marido Liam Hemsworth luce muy pequeñita.

 

Salma Hayek

Salma Hayek es muy reconocida en las altas esferas del cine con su 1.57 de estatura.

 

Scarlett Johansson

La sensual Scarlett Johansson mide 1.60.

 

Jennifer Love Hewitt

Jennifer Love Hewitt mide tan sólo 1.57. 

Relacionadas